jueves, 28 de agosto de 2008

IMAGEN DE LA MUJER EN LA LITERATURA INFANTIL (II)

En "La Abuela" de Peter Hartling e Ingrid Mizsenko, 1978 analizaremos los siguientes parámetros:
-Lema: La juventud no está en los años, sino en el espíritu.
-Tema: Un niño queda huérfano y es recogido por su abuela, que tiene que superar muchas dificultades para criarle y educarle, cosa que hace con valentía y humor.
-Argumento: Cuando mueren los padres de Karl, su abuela se ocupa de él porque no quiere que vaya al orfanato. Van adaptándose mutuamente a sus distintas formas de ser por edad y educación. A través de diferentes episodios, se refiere cómo transcurre la vida de los dos personajes, de qué manera la abuela consigue la ayuda oficial para el mantenimiento del niño, interviene en sus juegos, le acompaña en las vacaciones y otra serie de circunstancias. Finalmente, la abuela cae enferma.
-Indices: La historia sucede en Munich, ciudad de la que sólo salen para hacer un viaje de vacaciones a otro pueblo cercano. La época es la actual.
-Personajes: Karli, el nieto, va compenetrándose poco a poco con la abuela porque le toma en serio y contesta a todas sus preguntas, sin considerarlas cosas de niños. Poco a poco se va tomando parcelas de independencia, lo que advierte y comprende la abuela, contribuyendo al mismo tiempo a tranquilizarlo, porque ve que su responsabilidad se va rearfirmando a medida que se hace mayor.
-Imagen de la mujer: La abuela es un prototipo de mujer decidida, ingeniosa, que no se detiene ante nada para conseguir sus propósitos. Es eminentemente práctica en las tareas domésticas, a las que no dedica demasiado tiempo porque tiene otras ocupaciones. Conserva algunos vestigios de costumbres antiguas que sorprenden al niño. Quiere comprender al nieto, pero exige que él también haga esfuerzos por comprenderla, como base de una buena convivencia en la que no falta el cariño. La madre de Karli aparece con unas ligeras pinceladas solamente, pero en claro contraste con la abuela y poco grata a su recuerdo. La asistente social, figura simpática, muy profesional y eficiente. La dueña del albergue de vacaciones es mujer aprovechada que no consigue atemorizar a la abuela.
-Valores: El tesón de la abuela, el deseo de vivir a pleno rendimiento, a pesar de sus años, para poder ocuparse del niño hasta que sea capaz de hacerlo por sí mismo; la comprensión que ejercitan ambos para conseguir una vida agradable, el sentido del humor.
-Lenguaje y estilo: El lenguaje se adecua de un modo ágil y acertado a la edad de cada personaje, contrastando el de la abuela y el nieto. El sentido del humor es destacado. Se da una diferenciación de tipografía al final de cada capítulo al referirse a la reflexión de la abuela.
Es importante el modo en que están presentados los personajes y en la manera de estar insertos en el relato, y en la función que desempeña el lenguaje en los retratos y en la descripción de perfiles psicológicos. (Leáse "La abuela" de -Peter hartling e Ingrid Mizsenko-Alfaguara, 1978).

2 comentarios:

David dijo...

Leeré el libro. Hace días que empiezan a escasearme los míos. Me tomaré el post como una sugerencia.

Sonia dijo...

Siempre recomiendo leer todo tipo de libros. Me parece una idea acertada. Gracias...