jueves, 18 de enero de 2007

UNA MUERTE INESPERADA

La muerte de un ser querido es una situación por la que muchos hemos pasado y que atravesaremos siempre a lo largo de nuestra vida... Nos deja sin palabras, no podemos expresar lo que sentimos y nos aferramos a algo que no existe. Como si nos hubieran arrancado una parte vital de nuestro ser, aceptamos la ausencia pero el dolor es insoportable y siempre pensamos que podemos recuperar lo que nos falta. Pero no es así...
En ese trance nos encontramos cuando nos falta lo que tanto anhelamos y el mundo se resquebraja rompiendo todos los esquemas que habíamos forjado en nuestra vida. Somos incapaces de tirar para adelante, perdemos el sentido por lo que nos rodea y esa ilusión que antes teníamos se va haciendo pedacitos incluso anhelamos la muerte como motivo y pretexto de nuestra salvación a nuestros males, a nuestros pesares...
Es tristeza, nuestro organismo se resiente y nuestro cabeza trabaja a un ritmo irrefrenable en un intento de buscar respuestas que en la inmensa mayoría no encontramos, un porqué, muchos porqués y un sinfín de noches sin dormir pensando... y analizando ... nos dejan impotentes, incapaces de saber que ya no podemos hacer nada para evitarlo.
Con la -muerte de un ser querido- aprendemos a que existe momentos buenos de altivez y derrotas que hay que aceptar con la cabeza bien alta, a que tener a alguien a nuestro lado no significa seguridad, todo cambia nada es estable, y que debemos construir todos los caminos en el hoy porque en el mañana nuestros planes son demasiados inseguros ...
Está es nuestra clave: ¿Qué podemos hacer para poder superar la ausencia de un ser querido? ¿Cómo lo podemos afrontar?. (Lectura recomendada: «Como recuperar la felicidad tras la muerte de un ser querido» de Brooke, Jill. Ediciones Obelisco;2005).

14 comentarios:

David dijo...

Es muy difícil, y nunca terminas de superarlo. Simplemente te acostumbras, pero aún después de pasados muchos años sigues echándole de menos.

David dijo...

Por cierto, yo también te he añadido a mis enlaces (blogs amigos), ya sabes, en La Certeza de los Necios. Un abrazo y ánimo.

andres dijo...

Todo depende de como nos enfrentemos a la muerte para superar ese trance o no. Los cristianos tenemos esa ventaja. Entendemos, o al menos yo la entiendo así, a la muerte como un acercarse al Padre y por lo tanto aunque siento la pérdida del ser querido no dejo de alegrarme pués esa persona se ha encontrado con su Padre al que está abrazando.

Sonia dijo...

Si la fe es lo que nos hace creer que la vida continua y que es un motivo para vivir. Sin ella, no tendríamos nada ni siquiera una ilusión. Gracias, David y Andrés por estos comentarios.

Anónimo dijo...

Yo acabo de perder a mi padre. Hace un mes y estoy en es impás de no tener ganas absolutamente de nada. Superarlo? no creo que pueda nunca. Ha sido una muerte tan inesperada...

Sonia dijo...

Lo único que le puedo decir es que el tiempo lo cura todo, las heridas son menos dolorosas, aunque estén siempre presentes. Un abrazo.

jose jaime pino dijo...

es algo muy dificil de afrontar yo acabo de perder a mi esposa y a mi padre y no tengo tranquilidad quedaron muchos recuerdos y tengo el corazon destrosado y solo pienso en mi hija de tres años tengo que darle todo el amor del mundo.

Anónimo dijo...

Yo os recomiendo cerrar los ojos y pensar en todo lo bueno que vivisteis con ellos. Una vez finalizado esos momentos, despediros.. decirles que les queréis y lo que los echáis de menos, (este momento será muy difícil), llorar todo lo que necesitéis y cuando haya terminado ese momento cada vez que os acordéis de ellos será desde una perspectiva diferente. Está claro que NUNCA os olvidareis de ellos!!! pero llenarás ese vacío que vive en tú interior.

meylin dijo...

yo perdi a mi madre y no pude despedirme de ella , me afecta mucho pues aveces no se como sobrellevarlo y me siento mal , mi vida va sin sentido y aveces no encuentro la salida .

Anónimo dijo...

mi hijo se marcho hace 10 meses y aunque he querido superarlo no lo acepto, por que el dolor es muy grande , y a cada instante pienso en el y hablo con el, no se para que vive uno con esta unsertidumbre de perder a esas personas que uno llevo en el bientre y lo sientio dentro de si , por que forma parte de uno mismo, no se si DIOS , me pueda enetender, pero asi uno tenga fe el dolor es muy grande y hay veces las esperenzas se pierden y las ganas de segir viviendo.

Anónimo dijo...

hola yo perdi ami esposo el 19 de agosto en un terrible accidente me duele no aver podido despedirme de el su deceso fue inmediato . no encuentro calma ante esta perdida teniamos 37 años de casados me siento demasiado sola aun k este rodeada de familia pues arthur era mi gran compañero.no se como voy a superar esto..

sofia dijo...

ES difícil, aceptar la ausencia sobre todo de un ser con tantas energias y tan especial como tu madrecita. Fue una muerte inesperada un infarto fulminante sin saber que lo tenia destrozado no se chequeo, me esperaba y no logre verla. Con la ayuda de Dios lo hemos aceptado aunque sea difíci el nos da la fortaleza. Hagase su chequeo médico a tiempo.

sofia dijo...

ES difícil, aceptar la ausencia sobre todo de un ser con tantas energias y tan especial como tu madrecita. Fue una muerte inesperada un infarto fulminante sin saber que lo tenia destrozado no se chequeo, me esperaba y no logre verla. Con la ayuda de Dios lo hemos aceptado aunque sea difíci el nos da la fortaleza. Hagase su chequeo médico a tiempo.

Daniela dijo...

Mi papá murio hace unas semanas, solo se acosto a dormir y no desperto. No logro superarlo... no lo acepto, no pude despedirme no se que voy a hacer. vivimos juntos y él esta en todo hoy como siempre estuvo y me duele mucho. tengo una hija por la que me levanto todos los días.. pero es muy díficil.